Abr 162020
 

Estamos viviendo situaciones impensables que nos supera, nos cabrea, nos entristece, nos paraliza, nos emociona, nos anima, nos enternece, nos bloquea, nos deprime, nos angustia, nos agobia… esta vorágine de sentimientos nos resaltan nuestra impotencia.

Indra tendría que haber intentado ser más solidaria ante esta situación que estamos viviendo,  una pandemia: un estado de alarma con confinamiento; no poder ver a familiares, amigos y sobre todo a nuestros mayores; ir a comprar con unas medidas de seguridad que nadie podría imaginar; controlar un estado de tensión y nervios brutal. ¿Y qué hizo Indra?: presentar un ERTE y el artículo 41 (bajada de sueldo) sin haberse producido ningún tipo de pérdidas, ¿por qué esta precipitación?

No vemos dónde está el problema en esta empresa, si el 90% estamos teletrabajando. Los trabajadores somos más productivos teletrabajando, pero no solo la dificultad en algunos proyectos o clientes nos creó tensión para aplicar el teletrabajo, sino que teníamos encima la noticia del ERTE.

Ahora con la retirada del ERTE y del artículo 41 podemos hacer muchos análisis. Ni unos han ganado ni otros han perdido:

  • Los sindicatos nos hemos unido en un frente común para decir NO a este ERTE.
  • Los trabajadores y trabajadoras han aportado muchas ideas, han participado activamente en muchas acciones de firmas y apoyo en distintas redes sociales.
  • La empresa se precipitó planteando el ERTE, pero la retirada del mismo o bien por decisión propia o forzada por el gobierno (el 20% es estatal) o porque no se sustentaba, no tranquiliza del todo a la plantilla de Indra.

Desde co.bas queremos también dar ese aplauso a los grandes olvidados de Indra, los Desasignados, que ahora son reclamados de urgencia por la empresa para trabajos esenciales (para el SERMAS atención teléfono de Emergencia coronavirus o para el Sabadell BPO gestión de los préstamos Covid19 ICOS).

Distintos medios de comunicaciones auguran que Indra soportará mejor la crisis por el mayor gasto público en la nube según los analistas de UBS, y que será una de las compañías del Ibex que mejor soportará la crisis del Covid19; tendrá impacto a corto plazo, pero a medio y largo plazo ofrece mejores perspectivas.

No sabemos cómo acometerá Indra esta crisis. Como trabajadores y trabajadoras que somos, lo que nos toca es seguir luchando por nuestros derechos, para que no nos sean arrebatados con ninguna artimaña o excusa.

Seguimos necesitando vuestra ayuda y vuestro apoyo para poder hacer frente a las decisiones que tome la empresa y que pudieran perjudicarnos.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.